Contra la picadura de alacrán

Las temporada de calor en Querétaro es también sinónimo de ¡Cuidado con los alacranes! por lo cual es estimulante saber que México está a lavanguardia en la producción de medicamentos que combaten las peligrosas y hasta mortales picaduras de alacran. Aunque usted no lo crea, nuestros cientifícos lograron desarrollar un Antiveneno totalmente mexicano contra picadura de alacrán.

A partir del pasado mes de agosto de 2011,   en Estados Unidos se vende el primer antiveneno totalmente mexicano contra picadura de alacrán, desarrollado por Alejandro Alagón Cano en el Instituto de Biotecnología de la UNAM, y producido a nivel industrial en el Instituto Bioclón, del Grupo Silanes.

El “Alacramym”, como se ha denominado al nuevo fármaco, quedó registrado en Estados Unidos con el nombre “Anascorp” y estará en el mercado a partir de este jueves.

En conferencia de prensa, Alagón Cano dijo que es el primer medicamento 100 por ciento mexicano y también latinoamericano de tercera generación que ingresa al mercado del norte, logro que implicó 10 años de pruebas, protocolos y registros.

Está hecho a base de suero de caballo, funciona lo mismo para adultos que para niños y se usa cuantas veces se necesite; es decir, cuando se sufre una picadura de alacrán, porque no es una vacuna.

Explicó que México es hoy líder mundial en antivenenos. Ello porque al año se dan un cuarto de millón de picaduras de alacrán, lo que se ha convertido en un problema de salud pública.

A diferencia de otros antídotos, con este se sana en dos horas, mientras que los que se utilizaban hasta hoy en Estados Unidos –donde se dan de ocho a 15 mil casos anuales- requerían de 24 a 72 horas en terapia intensiva y sedantes con derivados de valium mientras el veneno se eliminaba.

En el auditorio “Nabor Carrillo” de la Coordinación de Investigación Científica de la UNAM, el experto indicó que “la aprobación de la FDA implica un nivel de confianza significativo para los antivenenos mexicanos”.

Con ello, dijo, se abre un nuevo espacio, pues significa demostrar que sí se puede.

Al hacer un recuento de las investigaciones para acabar con este problema expuso que iniciaron desde 1926 por un farmacéutico y un médico, uno de los cuales tuvo que tratar a uno de sus hijos afectados por una mordedura de alacrán.

Desde entonces se han dado diversos intentos, pero durante muchos años la probabilidad de morir por una reacción secundaria ha sido muy grande.

En cambio, con “Alacramyn”, se resuelve el envenenamiento de manera rápida, eficiente y segura. Alagón aclaró que el antídoto mexicano de la UNAM y el Instituto Bioclon ya se comercializa en siete países de América Latina y tres de África.

“Nosotros ya sabíamos que funciona muy bien y es muy seguro, teníamos la certeza, pero no la demostración con el formalismo de las reglas del primer mundo. El hecho de que los norteamericanos, en particular la Universidad de Arizona, se hayan involucrado en esta empresa, implica un enorme agradecimiento por parte nuestra y una gran confianza de parte de ellos hacia el producto”, indicó.

En el camino de aprobación, el producto mexicano ya se ha aplicado desde hace cinco años a cerca de dos mil pacientes enEstados Unidos.

Es preciso señalar que la FDA sólo ha aprobado dos antivenenos, uno de los cuales produce Inglaterra, contra la picadura de la víbora de cascabel, y este antiveneno mexicano contra la de alacrán.

En México, su utilización ha reducido la mortalidad hasta 10 por ciento. Es decir, por ejemplo, 30 de cada 300.

Esta entrada fue publicada en De todo como en Bótica (Curiosidades de Querétaro) y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario