La Casa del Faldón: Historia y leyenda en la otra Banda

“La guía del viajero en Querétaro”, escrita por Celestno Díaz en 1881 cuenta la siguiente historia :

“Hablamos de una anécdota que corre por la ciudad, con todos los visos de certeza, sobre la construcción de la casa que queda frente á la Iglesia visitada, y desde luego llama la atención la fachada y resto de construcción de aquella que hacen advertir perteneció su dueño á desahogada posición pecuniaria. La anécdota ó cuentecillo nos esplica (sic) esa diferencia con las demás casas del bárrio, y el por qué se la conoce por “la casa del faldón”. Hé aquí la historieta:

En una de las grandes festividades que se celebraban en la ciudad, concurrieron los miembros del Ayuntamiento y entre ellos un regidor español y un alcalde indio, ambos vestidos con casacas bordadas y á cual mejor uniformados, porque los dos pertenecían á la clase bien acomodada de la población; sucedió que el alcalde quiso ocupar en la comitiva el lugar que le correspondía, y al pasar por delante del regidor, creyendo que este iba a quitarle el sitio de preferencia, dio tan fuerte estirón á la casaca del alcalde que la rompió, quedándose en la mano con el faldón, que fue la parte que pudo su mano alcanzar al paso del alcalde.

El pleito que se promovió con palabras en aquel momento, se convirtió al siguiente día en formal litigio, que duró algunos meses y que por fallo definitivo, confirmado por la Real Audiencia, el regidor español fue sentenciado á vivir en los suburbios de la ciudad y á indemnizar al alcalde, de su casaca rota y de los gastos del juicio. El rejidor (SIC)español hizo construir entonces, frente á la iglesia de San Sebastián, la casa que habitó hasta su muerte que desde entonces(SIC) se la bautizó con el nombre de “la casa del faldón”, y es la que hemos dado a conocer al viajero”.

Esta misma construcción ubicada en la calle de Primavera 45 oriente, en  el Barrio de San Sebastián. se convirtió hace 20 años en un Centro Cultural: “Hace veinte años cuando se abrió este centro la gente decía que no iba a durar tres meses, que era una necedad, y los vecinos del centro Casa del Faldón confiaron en él, vinieron y trabajamos juntos codo con codo durante años con una intensidad y con un gusto. Yo que he sido promotor cultural durante tanto tiempo pude entender cómo cuando uno trabaja en la cultura y la trabaja con la gente de la población realmente los tres meses se volvieron veinte años, y aquí estamos después de veinte años”, comentó su fundador el arquitecto Enrique Villa cuando se reunió con los vecinos del barrio a celebrar el aniversario.

 El Centro Cultural ha cobijado en sus salones exposiciones con las obras de Rufino Tamayo, Francisco Toledo y Federico Silva, entre otros. Ha sido sede de la Bienal Tamayo, de la Muestra de Arte Joven y el centro de estudios de Luis de Tavira ha impartido diversos cursos; por esta razón, el arquitecto Enrique Villa comento con orgullo que “los grandes artistas del país han pasado por la galería de este centro cultural, las grandes luminarias de México,”

Esta entrada fue publicada en Querétaro en la Cultura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario